Dado que los viajes globales se han incrementado a lo largo de los años, muchas personas mayores quieren continuar la aventura de explorar el mundo jubilándose en el extranjero. Otros se instalan en nuevos países  para hacer que sus ingresos de jubilación rindan más o para gozar de nuevas experiencias.

Según la Administración del Seguro Social de los Estados Unidos, más de 700.000 estadounidenses reciben sus pagos en el extranjero.

“La atención médica, los requisitos de visa, la cultura local, los impuestos y los costos de vida son parte de la decisión de retirarse en otro país. Con tantas consideraciones, se recomienda conseguir asesoramiento profesional, y pasar al menos varios meses en un posible destino de jubilación antes de mudarse”, aconsejan especialistas de viaje de la prestigiosa revista Travel + Leisure.

1. Panamá

Este país se ha vuelto un destino de jubilación, en parte por su proximidad a los EEUU, clima y ambiente acogedor. El costo de vida se adapta a la mayoría de los presupuestos, según la localización y el estilo de la vivienda.

El gobierno hace que la jubilación en Panamá sea atractiva con la “visa de pensionado”, un plan que necesita un ingreso de pensión de al menos 1.000 dólares al mes y brinda beneficios que contienen descuentos en una variedad de servicios y una exención de impuestos sobre la importación de artículos para el hogar. 

Con un pasaporte válido, las visitas pueden estar por tres meses, pero para la residencia permanente, un abogado de inmigración local tiene que manejar los detalles.

Panamá cuenta con un sistema de salud de dos niveles con hospitales, clínicas y médicos públicos y privados, ambos solicitan copagos por los servicios, con costos más bajos en el sistema público. La mayoría de los jubilados optan por el sistema privado que tiene excelente atención e instalaciones a precios razonables, cubiertos por un seguro privado o pago propio.

2. República Dominicana

Para un retiro en una isla tropical, la República Dominicana es de los países latinoamericanos menos costosos. En Santo Domingo el alquiler es un 90% más bajo que en Nueva York y el costo de vida es un 55% más bajo.

La mayoría de los jubilados adquiere un seguro de salud privado ya que no son elegibles para los programas gubernamentales, y pueden acceder a la atención médica de calidad en hospitales privados a precios razonables. La República Dominicana brinda una visa de jubilado “pensionado” con prueba de al menos 1.500 dólares en ingresos mensuales, verificación de antecedentes y certificado de nacimiento. 

Los jubilados pueden entrar país con una visa de turista y después solicitar una visa de jubilación, lo que demora varios meses.

La mayoría de los expatriados residen en las ciudades de Santo Domingo y Santiago, y hay lindos pueblos turísticos como Punta Cana, Puerto Plata y Boca Chica. Ciertas áreas no son seguras, por lo cual es se recomienda investigar antes de mudarse.

3. Costa Rica

Este lugar, donde “pura vida” es saludo y descripción de la cultura, se expande desde el Caribe hasta el Pacífico, con selvas, selvas y playas. Los costos dependen de los entornos, pero en general, el costo de vida en Costa Rica es razonable.

Algunas formas de llegar a ser residente incluyen el Programa Pensionado, que precisa un ingreso mensual de al menos 1.000 dólares. Esos fondos deben ser transferidos a un banco costarricense para ser extraídos para gastos.

El Programa Rentista es para aquellos que no tienen pensión mensual, y precisa un mínimo de 60.000 dólares o ingresos mensuales de 2.500 dólares durante al menos dos años.

La atención médica es posible a través de sistemas públicos y privados. Para los residentes, el programa médico nacional (sin copagos ni exclusiones) está disponible así como la opción de atención privada con gastos de bolsillo, autoasegurados o pagados a través de una póliza de seguro privada.

4. Ecuador

Ecuador emplea el dólar estadounidense como moneda, y hay muchas personas en las principales ciudades que hablan inglés.

La atención médica tiene un costo de cerca de un 25% más bajo que en los Estados Unidos, la calidad es alta y todos los ciudadanos y visitas cuentan con atención garantizada. Los retirados extranjeros pueden adherirse al sistema del gobierno por menos de 100 dólares mensuales para una cobertura completa o proporcionar prueba de un seguro de salud privado.

Las visas de residencia permanente están disponibles una vez que se ha vivido en Ecuador por al menos 21 meses con una visa temporal. Se piden requisitos de ingresos mínimos, inversiones en bienes raíces o depósitos bancarios como parte de la solicitud de visa temporal.

5. México

El bajo costo de vida de este país  y su localización cercana atraen a muchos jubilados de los Estados Unidos y Canadá. Además, como destino turístico, es familiar para muchos viajeros que han vacacionado allí a lo largo de los años.

El país tiene una amplia oferta de ubicaciones, estilos de vida, climas y costos de vida, lo que lo vuelve el principal destino de jubilación para los estadounidenses que optan por irse de los EEUU.

La atención médica está disponible en dos programas administrados por el gobierno que cubren a los residentes de bajos ingresos o requieren el pago de una prima. Los hospitales privados y los especialistas brindan atención de alta calidad y bajo costo, y muchos jubilados simplemente pagan en efectivo por los servicios o mantienen un seguro privado.

Convertirse en residente no es difícil, con requisitos de ingresos de cerca de 2.100 dólares al mes para residencia temporal y 2700 dólares para residencia permanente. Los requisitos de la cuenta bancaria son casi de 36.000 dólares y 149.000 dólares, respectivamente.

La residencia temporal es de hasta cuatro años con posibilidad de volver a aplicar después de ese punto, y las solicitudes se tramitan a través del Consulado de México en los Estados Unidos (o país de residencia).

Yuniet Blanco Salas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here